La diplomacia pública como factor esencial en la política internacional

Es evidente el rápido desarrollo a nivel internacional que ha tenido el término “diplomacia pública”, al que asiduamente recurren mandatarios gubernamentales, Jefes de Estado, diplomáticos y periodistas españoles y extranjeros. A pesar de ello, sigue habiendo muchas preguntas acerca de este novedoso fenómeno. ¿Qué debe entenderse propiamente por diplomacia pública?

En la actualidad, la diplomacia pública constituye una parte crucial del esfuerzo de los Estados por coordinarse y entenderse entre sí y por proporcionar una adecuada imagen nacional como elemento esencial de política exterior. Sería vista como un importante esfuerzo de los Estados modernos por promocionar la política e imagen nacional tanto ante gobiernos como ante ciudadanos extranjeros. Las grandes potencias mundiales han de preocuparse por su imagen, y no ya una imagen estrictamente comercial y económica, sino una imagen de perfil político concreto. La creciente importancia de la opinión pública internacional impulsa a que las grandes potencias velen por cuidar su imagen. Por ejemplo:

  1. La nueva administración Obama va en busca de generar una nueva imagen de Norteamérica en el resto del mundo y al parecer, lo está consiguiendo.
  2. La crisis de las vacas locas fue desencadenada, no por ser un problema sanitario, sino por el clima de inseguridad alimentaria que se generó en el corazón de la opinión pública.

Pero, ¿cómo un Estado imprime su imagen en el exterior? ¿De qué instrumentos echa mano?

Como se ha estado viendo, el peso que juega el aspecto político en la diplomacia pública es incuestionable. Es por ello que debe otorgarse una notable importancia a la gestión de las noticias y de la información que fluye en torno a la opinión pública. En consecuencia, los medios informativos y sobre todo la prensa, pasan a ser instrumentos fundamentales de lo que venimos llamando diplomacia pública.

Un ejemplo no muy lejano de la importancia de los medios de comunicación en las realidades de los Estados lo fue Ruanda durante el conflicto civil que se derivó de la movilización provocada por los medios de comunicación, que fue de mayor magnitud que la militar. La Radio Televisión Libre des Mille Collines (RTLM) comenzó a emitir de manera sutil en agosto de 1993, y durante sus primeros meses de vida hasta el inicio del genocidio de abril de 1994 propaganda anti-tutsi, lo cual captó la agria atención de las guerrillas tutsi del Frente Patriótico de Ruanda, que empezaron a escuchar RTLM en vez de su propia estación de radio. Iniciado el genocidio, cambió el carácter en cierta forma “divertido” y sutil de las transmisiones y empezó a dar detalles de aquellos que debían ser acosados y asesinados hasta el punto de ofrecer descripciones individuales y número de placas de automóviles. El rol de los medios de comunicación de occidente a la hora de cubrir esta crisis dejó mucho que desear. Se dio a conocer la hambruna que se había generado y la necesidad de colaboración de los organismos internacionales, pero en ningún momento se habló de las causas de esa hambruna y el genocidio que se estaba perpetrando.

Por otra parte, el Ejército es una potente herramienta de la que un Estado se sirve para reforzar su imagen exterior; en este sentido, las Fuerzas Armadas constituyen en su conjunto un elemento clave para la diplomacia pública. No es menos importante el papel que los líderes internacionales tienen a la hora de imprimir una determinada imagen en el exterior. Ya hemos citado el ejemplo de Obama, pero tenemos ejemplos históricos varios, como fue el caso en su momento de Adenauer en Alemania, Churchill en Inglaterra, el general McArthur en Filipinas, Japón y las dos Coreas… Triste es, en mi opinión, la falta de liderazgo político que estamos sufriendo en la actualidad, y no ya sólo a nivel internacional, sino desgraciadamente a nivel nacional.

Ante este panorama de peso creciente y progresivo de la imagen de los Estados ante la Comunidad Internacional, España debe pensar, no ya en vender España y lo español, sino en promover objetivos más globales que los propuestos hasta el momento.

Si somos realistas es cierto que España no tiene los recursos culturales, económicos, diplomáticos y mediáticos como para llevar a cabo una campaña a gran escala en China, por ejemplo. Por ello, será necesario que enfoquemos nuestras acciones sobre líderes de opinión, pasando por actores como las ONGs, impulsando a las empresas multinacionales españolas para trabajar por la imagen de España y buscar otros aliados que igualmente tengan interés en difundir el español, atraer turistas, inversiones, así como exportar.

Lo que sí está claro, es que corriendo los días que corren, la diplomacia pública se ha convertido en uno de los factores más importantes que deciden en gran manera la orientación de la política internacional.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Politica internacional y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a La diplomacia pública como factor esencial en la política internacional

  1. Hola Salomé:
    Enhorabuena por el blog y por el tema que has escogido para tu último post, sobre el que compartimos interés (http://www.diplomacia-publica.blogspot.com/) En efecto, la diplomacia pública ha entrado a formar parte de los condicionantes de las decisiones en materia de política exterior, quizá de una manera completamente nueva a como lo hacía cuando el término apareció, a finales de los años cincuenta del siglo pasado. Coincido en tu análisis del Ejército como una institución clave en la configuración de la política exterior, que manifiestamente debe adaptarse a la nueva realidad del ‘smart power’, en la que importan tanto tus objetivos estratégicos como la manera en que los consigues.

    Me gusta

  2. salomearnaiz dijo:

    Muchísimas gracias por el comentario. Conocía con anterioridad su blog y me ha servido de mucho para un trabajo de investigación que hice sobre diplomacia pública en la universidad Carlos III, donde estoy terminando mis estudios en ciencias políticas y periodismo.

    De nuevo gracias por participar, resulta de mucho ánimo que alguien con tanta experiencia en el campo como usted escriba en este blog.

    Un cordial saludo

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s