Algunas consideraciones sobre el bloqueo en Gaza

mapaComencemos este artículo exponiendo el hecho principal del mismo: Israel  impuso un  bloqueo a la entrada  y salida [1] de personas y mercancías  a y desde la franja de Gaza después de que Hamas se hiciera con el control de la franja palestina en junio de 2007.  Desde ese mismo momento, el Gobierno de Israel, a través de un comunicado de la oficina del primer ministro, advirtió de que consideraría en adelante a Hamas como responsable de  cualquier ataque que fuera proveniente de Gaza, y asimismo, autorizó a las fuerzas de defensa israelíes a responder a cualquier ataque.

Ahora bien, conociendo este hecho, nos interesa responder a algunas preguntas muy relacionadas con ello:

¿Qué hechos en la historia reciente de este conflicto preceden al bloqueo?

Partiendo del hecho que inauguró el bloqueo israelí: el control de Hamas de la franja de Gaza de 2007, debemos preguntarnos, cuáles fueron los hechos inmediatamente anteriores a ello.

Siendo este el planteamiento, abordaremos el mismo a partir del 9 de enero de 2005, momento en el cual un nuevo gobierno palestino abrió las puertas a la esperanzadora cooperación entre el gobierno de la Autoridad palestina e Israel. En aquella coyuntura, comenzaron a adoptarse medidas cuya implementación fue en gran medida posible gracias a la bajada del número de ataques terroristas contra israelíes y la mejora de la cooperación entre las Fuerzas de Defensa de Israel y las fuerzas de seguridad palestinas. En el corazón de estas medidas está lo que se conoce con el nombre de “Plan de Desconexión”, que supondría entre otras cosas:

–          El traspaso de ciudades a cargo de la AP

–          La liberación de prisioneros

–          La apertura de cruces entre Israel y la Margen Occidental y la Franja de Gaza

–          El aumento del número de permisos de trabajo en Israel para los palestinos

–          La reducción de las restricciones de ingreso de los palestinos a Israel

–          El levantamiento de bloqueos en caminos

–          La facilitación de la circulación dentro de la Margen Occidental y la Franja de Gaza.

Así, el Plan de Desconexión implicaría un nuevo manejo de la circulación de gente y mercaderías desde las áreas palestinas controladas, a Israel y al revés. Para ello, Israel se comprometía a construir nuevas terminales que permitieran el paso tranquilo de civiles y personal de seguridad.

Cuando empezó a perfilarse el Plan por primera vez (18 de abril de 2004), el Primer Ministro del momento, Ariel Sharon, declaro que “el Plan de Desconexión de Israel tiene como objetivo mejorar la vida cotidiana de los palestinos… la reubicación desde Gaza y el Norte de Samaria reducirían la fricción entre las poblaciones y mejorarían  la economía y las condiciones de vida de los palestinos”.

Por lo que a circulación de personas y mercaderías se refería, este Plan daba un nuevo enfoque al asunto, de manera que los controles se basarían en un “concepto abierto” en virtud del cual la irrupción de circulación por cuestiones de seguridad se iba a reducir al mínimo. Esto, como hemos comentado, se pretendía conseguir a través de la construcción por Israel de nuevas terminales que reemplazarían los cruces entre Israel y la Franja de Gaza y entre Israel y la Margen Occidental. Además, las nuevas terminales pasarían a estar operadas por civiles, de manera que no hubiera fracciones como las habidas hasta ahora entre militares y civiles. Incluso se incorporaría tecnología sofisticada para reducir los inconvenientes causados por largos controles. En este sentido, por ejemplo, se obtendrían las llamadas “tarjetas inteligentes” que iban a permitir a las personas cruzar sin necesidad de ser revisados físicamente[2].

Ante este planteamiento, las declaraciones que siguieron del primer ministro reconocían que “este plan implica riesgos, pero es una oportunidad que Israel considera que merece la pena ser asumida… El objetivo del plan es romper el estancamiento actual, removiendo la fricción frecuentemente mortal entre israelíes y palestinos en la Franja de Gaza”.

Así, si bien es cierto que bajo las rúbricas del Plan la Franja de Gaza sería desmilitarizada y carecería de armas que no fueran acordes con los acuerdos israelo-palestinos, Israel se reservaba el derecho, bajo el mismo consensuado Plan, de autodefensa, tanto preventiva como reactiva.

¿Qué hechos motivaron el inicio de bloqueo?

Así, estos fueron los acontecimientos que precedieron al bloqueo iniciado dos años atrás. ¿Cuáles fueron, entonces, las circunstancias que motivaron la ruptura de este, a primera vista, tan esperanzador Plan y el inicio de un bloqueo tan duro como el que ha estado vigente hasta el día de hoy?

El estallido de esta situación se remonta al 15 de junio de 2007, hace algo más de dos años, momento en que, como ya hemos dicho, Hamas se hizo con el control absoluto de toda la Franja de Gaza, hecho que provocó que el Presidente del Al Fatah, Abu Mazen, con quien Israel había comenzado un mínimo entendimiento, anunciase la disolución del gobierno de unidad nacional. Sin embargo, Hamas alegaba que había sido el ganador en los comicios de enero de 2006, a pesar de que tanto Estados Unidos como la Unión Europea calificaban a la organización como terrorista y éste era un hecho más que evidente.

En aquel momento, Hamas se hizo con una gran cantidad de armamento, cohetes y misiles rusos, así como documentos confidenciales de los organismos de seguridad. Mazan, pidió en aquel momento el despliegue de una fuerza internacional en la Franja de Gaza con la intención de doblegar a Hamas.

Ante la inmediatez de lo sucedido, Israel empezó a estar bajo alerta y la defensa de los terroristas fue una necesidad imperiosa, lo cual inició un comienzo y progresivo endurecimiento del bloqueo a la entrada de personas y mercancías.

Desde entonces y hasta ahora, los ataques de Hamas a Israel y la respuesta de éste último a Gaza ha sido incesante, y con ello el gran número de bajas tanto en un territorio como en otro. Así, se dio comienzo a un bloqueo que hoy permanece.

De este modo, tras la toma del poder por Hamás las autoridades israelíes se posicionaron y anunciaron que el Acuerdo sobre Circulación y Acceso no sería aplicables y que por tanto el cruce continuaría cerrado hasta nuevo aviso. Siendo así las circunstancias, miles de civiles palestinos estuvieron en el norte de Egipto sin poder regresar a la Franja de Gaza mientras se mantenía cerrado el cruce de Rafah, entre Gaza y Egipto, única vía de conexión con el exterior.

Ante esta situación, Israel decidió que permitiría el regreso a Gaza  a través de la base militar israelí de Kerem Shalom, propuesta que aceptó el presidente Mazan, que conservaba  el poder en Cisjordania, pero que desgraciadamente rechazaron  los líderes de Hamás, ya que  afirmaban que los palestinos iban a correr más riesgo de ser detenidos por las fuerzas de seguridad israelíes si tenían la obligación de pasar por territorio de Israel.  A la vez que Hamás aducía que esto retrasaría la reapertura de Rafah. Ante estas circunstancias el bloqueo de Gaza se prolonga.

De este modo, entre otros bloqueos Israel cortó el suministro de combustible, lo cual causó gritos de protesta alrededor del mundo entero culpando a Israel de haber causado una “crisis humanitaria de desproporcionadas medidas”.

Ante esta situación en enero de 2008 Gaza hace explotar con dinamita la frontera con Egipto de Rafah y hasta 700.000 palestinos cruzan la frontera de Gaza con Egipto para comprar allí todo lo que pudieran. Sin embargo el 25 de enero de ese año 2008 Egipto cerró la frontera con Gaza, y nuevamente el mundo dirigió su mirada contra Israel por la “crisis humanitaria de Gaza”. En respuesta a lo cual cientos de misiles Grad diarios cayeron sobre la ciudad israelí de Sderot y la portuaria de Ashkelon. Hechos con apenas resonancia en los medios internacionales, único recordartorio de los cuales se hizo a través de un minuto de silencio que el Consejo de DDHH de la ONU en Ginebra hizo el 4 de marzo de 2008 conmemorando a los israelíes muertos en los ataques de Hamás.

Si bien es cierto desde entonces se endureció el bloqueo exterior a Gaza, la ministra de exteriores Livni el 4 de marzo de 2008 informó de que 92 camiones de carga llevaban medicamentos, carne, pescado, verduras, fruta y harina, además de productos lácteos y trigo que habían pasado la frontera de Gaza desde Israel por el paso de Kerem Shalom en concepto de ayuda humanitaria. Ninguno de los medios de comunicación internacionales se hizo eco de estas informaciones.

¿Qué hechos motivan que se mantenga?

La situación de los palestinos en Gaza es insostenible, y esta es una verdad respecto de la cual hay consenso a lo largo y ancho de todo el mundo.

Sin embargo, Israel continúa el bloqueo. Más allá de ello, ¿qué motiva a Israel a que se mantenga esta situación?

La seguridad de Israel corre peligro en los mismos pasos en los que se permitiría la entrada de leche y huevos. Recientemente, la prensa informaba de que el pasado 5 noviembre Israel ha interceptado un barco cargado de armas para Hezbolá.

Una vez descubierto esto, la tripulación del Francoop anunciaba que desconocía que se estaba transportando armas, y que “en los contenedores figuraba otro tipo de mercancías, como ayuda humanitaria”.

Ante este panorama, desde la última oleada de acontecimientos en Gaza el pasado mes de enero, la vigilancia a cargo de Israel y otros países de la OTAN sobre cualquier buque se ha intensificado, y ello supone abortar el suministro de armas y de otros barcos que pudieran transportar ayuda humanitaria y en su mismo transporte, armas también, como ha sido el caso, en el que se pretendía abastecer a los movimientos fundamentalistas libanés de Hezbolá y el palestino de Hamás.

Otra de las razones que Israel aduce es el mantenimiento del secuestro del soldado israelí Gilad Shalit, retenido por Hamas desde junio de 2006.

¿Hay alguna vía por la cual sí se permita la circulación de mercancías y personas?

Es cierto que por razones de defensa la franja de Gaza está muy aislada de todo contacto con el exterior, tanto para la entrada como para la salida de personas y también de mercancías.

No obstante, constan, aunque no vía medios de comunicación, los esfuerzos de Israel por coordinar y facilitar operaciones de asistencia humanitaria a los palestinos de Gaza, como por ejemplo el anuncio del 4 de marzo de 2008 por la ministra de asuntos exteriores israelí a la que ya hemos hecho referencia.

Por otra parte, y en concreto en la última ola de enfrentamientos en Gaza, en las pasadas navidades, consta la información, avalada además por la ONU, de que durante las treguas del combate destinadas a permitir que ayuda humanitaria se introdujera en la franja, Hamas robaba la poca o mucha ayuda que entraba en su territorio.

Y ya no sólo su robos, sino también las continuas interferencias en la distribución de aquellos alimentos y materias de primera necesidad que podían llegar burlando o no el bloqueo. Asimismo, se ha hecho pública la información acerca de los secuestros que Hamas ha estado haciendo de las personas que se encargan de repartir la poca ayuda humanitaria que entra para utilizarlos como escudos humanos ante los bombardeos israelíes.


[1] Porque también se bloquearon las exportaciones de Gaza, a excepción de las fresas y las flores.

[2] Estas tarjetas empezaron a ser utilizadas en el cruce de Bitunia. Y de este modo, se previó que  en Gaza, en sus dos principales terminales, Karni (pasaje de mercancías) y Erez  se projera el mayor tráfico de intercambio.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Politica internacional y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s